.
.



 

 
 

 

SÉPTIMO ESTUDIO TEOLOGICO   

 

 

EL MARCHAR DE LOS FALSOS PROFETAS

 

 

 

 

Es un placer y un gran honor, volver a saludarlo en un nuevo estudio Bíblico, deseando que, al igual que los anteriores, sea de verdadero alimento, para el robustecimiento de su fe y su conocimiento de Dios.

En este caso, le presento un estudio sobre "LOS FALSOS PROFETAS".

Al igual que en los estudios anteriores, le ruego que esté analizando todos los textos Bíblicos que aquí se citen. No deje de observar ni siquiera uno sólo, pues la Palabra de Dios escrita, es palabra "viva", es "Espíritu y vida", y solamente, cuando se toma contacto con su Palabra, es que comienza la transformación interior, que nos da la "sabiduría" que nos hace "verdaderamente libres".

Ya hace casi noventa años que entramos en el período que la Biblia define como: "EL TIEMPO DEL FIN".

Este, sería un tiempo dificilísimo para la vida espiritual, debido a la maldad reinante, y a la confusión religiosa, provocada por los falsos profetas, con sus enseñanzas antibíblicas, falso Evangelio y falsas señales.

Nuestro centro de investigación Bíblico, después de muchos años de estudio sobre estos temas, pone a su disposición, este estudio Bíblico, que es el resultado de dicha investigación.

Muchas de nuestras declaraciones, pueden resultarle exageradas, o muy duras, pero recuerde, que no estamos escribiendo a la ligera.

No es nuestra primera impresión, sino que son muchos años de trabajo arduo, no sólo intelectual, sino, (y fundamentalmente) espiritual, por la intensa oración, y trato con el Señor.

Además, Ud. podrá constatar éstas definiciones, por los respectivos pasajes Bíblicos, que aquí se usan para cada conclusión.

Los estudios Bíblicos de nuestro ministerio, están a su disposición, en forma gratuita, para aquéllos verdaderos fieles del Señor, que anhelan fervientemente, conocer cada vez más de su Palabra.

Este centro, no está solventado, por ninguna denominación evangélica, ni pertenecemos a ninguna organización determinada, aunque nuestra fe, es Evangélica; pero a la "verdadera", a la enseñada por Jesucristo y los Apóstoles.

Por lo tanto, nos adherimos de manera exclusiva y fiel, a la enseñanza Bíblica, en "práctica y doctrina".

Este hecho, es de mucha importancia, para nuestros estudios, y para todos aquellos, que sabemos, estudian con nosotros, ya que los estudios están preparados, "sin prejuicios doctrinales", lo que hace posible, que el estudiante, tenga a sus disposición, un estudio serio, e imparcial.

Con esto en mente, estudie cada texto Bíblico que citamos, pues es muy importante.

El tema que nos ocupa en este estudio, es de suma importancia. La vida eterna de millones, está en juego en este tiempo, peligrando por estar siguiendo a falsos profetas, como a individuos, u organizaciones, con dichas características.

Por medio es este estudio, y con la ayuda del Señor, Ud. podrá "descubrir", quienes son los falsos profetas, cómo actuaron antiguamente, y sobre todo "cómo están actuando en este tiempo", para la perdición de las almas.

En la carta del Apóstol Pablo a los (Hebreos 1: 1-2), dice; "Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días, nos ha hablado por el Hijo".

Este pasaje, es muy importante que lo tenga presente, porque es el que generalmente, nos ayuda a sacar la conclusión final.

Ahora bien: ¿Qué es un profeta? Este primer versículo que acabamos de ver, ya nos está ayudando a entender lo que es un profeta.

Aquí se lo define como un "medio", entre Dios y los hombres. Dios hablando a los hombres, por medio de un profeta.

Es decir, entonces, que un profeta, es alguien que habla de parte de Dios.

Otros datos que nos da la Biblia sobre un profeta, son que este era "un santo hombre de Dios" e "inspirado" por el Espíritu Santo que estaba en él (2º Pedro 1: 20-21),(1º Pedro 1: 11).

Estos versículos citados, es muy importante que Ud. los lea, y los medite.

Dios, no hablaba, a travez de cualquier hombre, ni estos hombres hablaban de su propia voluntad. (O porque se "sentían llamados"), términos tan mal usados hoy en día.

Las Escrituras dicen: "Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de las Escrituras, es de interpretación privada, porque nunca la profecía, fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios, hablaron siendo inspirados, por el Espíritu Santo".

El ministerio profético, era tan importante para el pueblo de Dios, como para nosotros la Biblia.

Debemos tener en claro, que el pueblo hebreo, recién en los últimos años, aún, después de Cristo, recién tuvo completo el antiguo testamento; tal como nosotros los cristianos, que en el primer período no teníamos el Evangelio completo, tal como lo tenemos ahora. Entonces, el ministerio profético, tenía una importancia suma.

Tenían que conocer, qué profeta era verdadero, y cuál era falso.

El Señor les advirtió: "El profeta que tuviere la presunción de hablar palabras en mi nombre, a quién yo no les haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta, morirá. Y si dijeres en tu corazón, ¿cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado? Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová, no ha hablado. Con presunción la habló el tal profeta, no tengas temor de él." (Deuteronomio 18: 20-22).

Pero también podría ocurrir, que el que tenga esta presunción profética, se cumpla, entonces nos dice; "Cuando se levantare en medio de ti, profeta o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigio, y si se cumpliere la señal o prodigio con que el te anunció diciendo: -"vamos en pos de dioses ajenos que no conocisteis y sirvámosles", no darás oídos a las palabras de tal profeta ni al tal soñador de sueños, porque Jehová, vuestro Dios, os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios, con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma" (Deuteronomio 13: 1-3); y en el (versículo 4) continúa; "Tal profeta, soñador de sueños, ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová nuestro Dios, y trató de apartarte del camino por el cuál Jehová tu Dios, te mandó que anduvieses, y así, quitaréis el mal de en medio de ti.".

El profeta, mas que anunciar el futuro y realizar milagros, tenía como función, "el hacer volver a la verdadera adoración, al verdadero camino al pueblo, cada vez que se apartaba".

O sea, que la señal del profeta era, antes que nada, lo que enseñaba o predicaba.

En (Isaías 8: 20), justamente nos indica, cómo debían ser probados, los que tenían presunción de ser profetas: "A la ley y al testimonio. Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido".

No podía haber ninguna contradicción, entre lo que enseñaba el profeta, y la ley de Dios, y con su conducta, su testimonio.

El probar a los profetas de esta manera, a hecho posible que nosotros tengamos hoy día, en nuestras manos, un libro "único", como es la Biblia, en donde podemos ver, en el ministerio profético, una "unidad", entre la enseñanza de los profetas, a pesar de que entre ellos, habían en muchos casos, cientos de años de diferencia, entre la prédica de uno y de otro. A tal punto, que si faltare un solo libro, en la Biblia, encontraríamos dificultad para su interpretación.

Esa es la armonía que existe entre los profetas, y que los hace "únicos".

Los profetas verdaderos, no se caracterizaban por sus fines materiales, ni comercializaban con sus profecías. Ellos, no tenían participación en los diezmos, ni en las ofrendas, que eran exclusivamente para el uso de los que ministraban en el templo.

Ellos tenían en su mensaje, el característico: "Así dice Jehová", y nunca hablaban para regalarles el oído al pueblo, sino solamente las Palabras de Dios.

Las profecías que ellos trajeron, de parte de Dios, con relación al futuro, y que tenían que ver con la caída de imperios, aún lejanos, e improbables en el tiempo en que fueron dichas, tuvieron "exacto" cumplimiento: La fecha exacta del nacimiento del Salvador, el lugar de su nacimiento, que nacería de una virgen, de sus padecimientos, etc. hablan a las claras, de la seriedad que tenía este ministerio, y de cómo Dios, estaba en los profetas.

Las profecías dichas por estos profetas, aún hoy, se están cumpliendo ante nuestros ojos, y aún profecías para el futuro, que ya estamos "palpando" su cumplimiento.

Estos profetas, hicieron posible que el pueblo, siempre tuviera un remanente fiel a Dios, y sentaron un precedente, para que hoy ellos sean una figura, de los "fieles de Dios", para este tiempo, donde el ministerio del remanente, de Dios, en vida y enseñanzas, deben ser iguales a las de los profetas de Dios de antaño.

Esto lo explicaremos más adelante.

Los profetas, fueron únicos, así como los doce Apóstoles

Mucho podríamos hablar, con respecto a los profetas verdaderos, a los enviados por el Señor, pero el tema que nos ocupa en este estudio, es sobre los falsos profetas.

El Apóstol Pedro dijo: "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo" (2º de Pedro 2: 1). Donde circula dinero verdadero, es de suponer, que también circulará dinero falso.

No era nada difícil para satanás, aprovechar la gran oportunidad, para corromper al pueblo de Dios, y a su Palabra.

Israel, era campo propicio para él, ya que era un pueblo rebelde y contradictor (Romanos 10: 21).

El plan de satanás, fue como siempre, "corromper y apartar de la Palabra, y de los caminos de Dios". Para ello utilizó, igual que Dios, a hombres, "hábiles", "elocuentes", capaces de arrastrar "multitudes" con sus predicas.

Estos fueron los falsos profetas.

Ahora veamos las características de los falsos profetas

Vuelvo a recomendar, que se estudien los pasajes Bíblicos que se van citando, para poder sacar el mayor provecho a este estudio.

Los principales pasajes Bíblicos en que nos basaremos para este estudio son: (Jeremías 23) (Ezequiel 13) (Ezequiel 34). Los demás pasajes, serán citados en su oportunidad.

¿Qué hacían estos falsos profetas para corromper al pueblo de Dios? Adulteraban la Palabra de Dios, y dejaban de esta manera, sin el alimento espiritual puro, y de esta forma, al no robustecerse, no podían crecer. (Jeremías 23: 9-11) (Ezequiel 13: 5) (Ezequiel 22: 28) (Jeremías 5: 31) (Jeremías 23: 16; 21; 27; 36; ) etc. Esta actitud, trajo la apostasía en su pueblo (Jeremías 23: 13). Atraían al pueblo con las promesas de paz, y que "nada les acontecería", cuando en realidad, el juicio, de Dios, vendría sobre el pueblo (Jeremías 23: 17-20).

Los profetas de Samaria, profetizaban en nombre de Baal; En la traducción: "LA NUEVA BIBLIA LATINOAMERICANA"; (Jeremías 23: 3), se lee: "He comprobado, que si los profetas de Samaria, se comportaron estúpidamente, porque profetizaron en nombre de Baal, y extraviaron a mi pueblo Israel."

En nuestra traducción "REINA VALERA 1960", dice que el Señor vio: "desatinos", en estos profetas.

Un sinónimo de "desatino", es "disparate". Estos profetas, predicaban "disparates", cosas sin juicio ni razón, ni medida.

Estos profetas, eran "escuchados" por Israel, y estos eran los que hacían errar el camino de Dios, donde la "verdad" es "absoluta".

El pueblo, no tenía justificativo por ser incauto, no eran inocentes por equivocarse, a pesar de que los promotores, hayan sido los falsos profetas, porque ellos, tenían la verdadera Palabra de Dios. Parte estaba escrita, y, además, tenían a los "verdaderos" profetas de Dios.

Es como en nuestro caso, hoy día, que tenemos las sagradas Escrituras, y también a quienes nos enseñan en la verdad de ella.

A un falso profeta, u organización religiosa, es muy fácil descubrirlos, para quien quiere hacer la voluntad de Dios.

Jesús dijo: "Si alguien quiere hacer la voluntad de Dios, sabrá si mi enseñanza es de Dios, o si hablo por mí mismo." (Juan 7: 17)

Así que, sólo se trata de "querer o no hacer la voluntad de Dios".

En otro pasaje, también Jesús dijo: "El que es de Dios, "escucha" las palabras de Dios" (Juan 8: 47). Si leemos (Romanos 1: 18 hasta 2: 1), el Apóstol nos da las razones por las cuales eran "inexcusables".

Justamente, la gran estrategia de satanás, es enviar, falsos predicadores, para extraviar al pueblo, lo que no tendría sentido, si al pueblo se lo "excusase" por su ignorancia. Esta era la situación del pueblo de Dios.

¿Pero qué de los profetas de Jerusalén, de la "central", de donde se suponía que tendría que salir la verdadera Palabra de Dios, dond0e estaba el centro de la verdadera adoración, en donde estaba el templo?

El Señor dijo: "Y en los profetas de Jerusalén, e visto torpeza".

¿Qué quiere decir esto? La palabra "torpe", significa: "de movimientos tardos, y difíciles, sin habilidad, de escasa inteligencia, tardos en comprender, lascivos, impúdicos, infames, ignominiosos". Estas eran las cualidades, de los profetas, los predicadores de Jerusalén.

Jehová, los acusa de "adulteros y mentirosos", de cometer adulterio espiritual, enseñando doctrinas opuestas a Dios, convirtiendo a Jerusalén, en una ciudad "ramera".

Debemos destacar, que en la Biblia, también se le llama adulterio, a todo lo que se opone a la verdadera Palabra de Dios. Vea (Isaías 1: 10-21) (Jeremías 3: 1-14) (Ezequiel 16: 1-36) (Santiago 4: 4)etc.

Estos profetas decían: "Paz tendréis", "no vendrá mal sobre vosotros"(Jeremías 23: 17). Estas palabras, son bastante familiares para nosotros, en estos días, por la radio, la televisión, en los estadios, y en los ex cines.

Estos falsos, se presentaban diciendo: "soñé, soñé" (Jeremías 23: 25), y de esta manera, también engañaban al pueblo diciendo que el Señor les había dado un sueño, y que les dijo "........." etc.

Estos profetas, predicadores falsos, recorrían lugar tras lugar predicando, pero la Palabra de Jehová, era: "No envié yo aquellos profetas, yo no les hablé." (Jeremías 21)

Estos profetas, (dice Jehová), "endulzan sus lenguas, hurtan mis palabras, y dicen: -él ha dicho" (Jeremías 23: 31 y 30).

El Señor, acusaba a estos hombres, "falsos y jactanciosos" (Jeremías 23: 32)  y "pervertidores de su Palabra"(Jeremías 23: 36) (Ezequiel 13: 1-23).

Las mujeres, profetizas falsas, contribuían, apelando a cualquier artimaña, inclusive a la seducción, para ganar almas. (Ezequiel 13: 17 y 20)

En  (Ezequiel 22: 25-31), leemos: " Hay conjuración de sus profetas en medio de ella, (de Jerusalén) como león rugiente  que arrebata presa, devoraron almas, tomaron haciendas y honra, sus sacerdotes violentaron mi ley, y contaminaron mi santuario entre lo santo y lo profano, no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio, y de mis días de reposo, el sábado, apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos, (versículo 26), lo que sigue hasta el versículo 31, no es menos alarmante, ya que debido a la falta de obediencia a la Palabra de Dios, todo el pueblo se había corrompido, y "consentían" todas estas cosas, y lo que es peor, las hacían también.

Era, claro está, el resultado de las liviandades que se predicaban.

Los pastores del pueblo, en vez de atender las necesidades del rebaño, solamente buscaban lo mejor para ellos mismos. Eran los únicos, enriquecidos. (Ezequiel 34: 1-3) (Vea el estudio ¿LA IGLESIA, DEBE SER POBRE?)

Lea por favor, todo el capítulo de Ezequiel 34.

Jehová, por medio del profeta Jeremías, dice: "Los profetas, profetizaron mentiras, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos, y mi pueblo, así lo quiso, ¿qué pues haréis cuando llegue el fin? (Jeremías  5: 31)

Jeremías, era el profeta verdadero de Dios. Sin embargo, era repudiado por la multitud, tanto por los dirigentes como por el pueblo.

No querían por nada, enterarse de sus corrupciones, (siempre habrá preferencia por el falso profeta, puesto que éste, nunca muestra las exigencias de Dios, y no obligará a sus consultados, a que vean donde están las fallas de su vida).

El falso profeta, siempre trata de "decir", lo que a las personas les gusta oír, porque lo único que les interesa el lograr dinero y fama, y por sobre todas las cosas "honra", y mientras tanto, el padre del falso profeta (satanás) logra su verdadero objetivo, apartar al pueblo de Dios.

Los falsos profetas, siempre han dicho lo que el pueblo quiso escuchar, lo que el pueblo mismo pedía que se les hable.

En (Isaías 30: 9-10), el Señor reprochó: "Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová, que dice a los profetas, -no nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras".

El pensamiento de ese pueblo, era inclinado siempre, a escuchar cosas bonitas, que los haga sentir bien. Nada de la ley de Dios y esas cosas. Y cuando los sacerdotes, los falsos profetas y el pueblo escuchaban al profeta "verdadero", (como en el caso del profeta Jeremías), era sentenciado a muerte, porque no habló lo que el pueblo y sus dirigentes quisieron oír. Vea (Jeremías 26: 7-11),

¿Quién era el falso profeta para los dirigentes y para el pueblo? Obvio, que era Jeremías.

Ellos querían que se les predique cosas positivas, "paz", "salud", "prosperidad", "seguridad","buenas ondas" etc. (pobre Jeremías, si le hubiera tocado predicar en esta época)

Lea completo el capítulo 26 del libro del profeta Jeremías.

Aquellos falsos profetas, eran como chacales entre ruinas, según (Ezequiel 13: 4).

Aprovechando la desolación espiritual del pueblo, hicieron despojo de ella, mientras que las verdaderas ovejas andaban herrantes por falta de verdadero alimento espiritual, lo que a la vez, las hacían fácil presa, para aquellos "comerciantes" de la Palabra que siempre terminaban defraudándolas. Por eso las ovejas del Señor andaban de: "lugar de adoración, en lugar de adoración" (Ezequiel 34: 5-6). Hoy diríamos: "de iglesia en iglesia", o como se les dicen ahora: "hermanos golondrinas".

Este tipo de ovejas, no eran importantes para los falsos profetas, porque no se quedan quietas, no las pueden dominar, (Vea el estudio sobre "LAS DOS SIMIENTES"), estas eran las ovejas de Jehová, a El sí que le interesaban, por eso las vino a buscar a través de Jesús, para salvarlas, santificarlas, y darles descanso.

Otra de las características de los falsos profetas, es el comerciar con la Palabra de Dios.

Balaam, es un caso típico del profeta ansioso por "traficar" con su don profético.

En (2º de Pedro 2: 15), se les llama "seguidores de Balaam", claro, qué otro fin podría perseguir un falso profeta, sino dinero, fama, y ser endiosado. Y satanás lo sabe muy bien. Esto le gusta al hombre, y esto le da.

Mientras que a él, que es el padre de la mentira, le sirva para sus propósitos destructivos del alma del hombre, eso es precisamente lo que les va a dar.

Los falsos profetas, son instigadores, (aunque ellos pueda que lo ignoren) para "apartar, real y eficazmente" al pueblo, de la Palabra de Dios, que es la que nos resguarda del mal, y nos "hace crecer" para la salvación.

Para ser un poco más gráfico, esta gente, es similar, a aquellos patoteros o individuos, que se dedican a "cambiar o destruir", las señalizaciones de los caminos, dejando sin instrucción y expuestos a accidentes, a los conductores.

¿Se imagina que pasaría con un barco cuya brújula fuera adulterada y no marcara el norte?

¿Y qué si comenzamos un viaje con un mapa mal trazado? Piense un poco.

Así exactamente es el trabajo de los falsos profetas, aunque con consecuencias peores (la muerte eterna).

Una de las armas más eficaces, que usó el maligno, contra el pueblo de Dios, a lo largo de toda la historia, fueron "los falsos profetas", que "siempre" tienen esa gracia, esa elocuencia, y una personalidad, que "atrae" a las multitudes. Note Ud. que en la antigüedad, ganaban a los gobernantes, a los sacerdotes, y al pueblo (Jeremías 5: 31)

Los falsos profetas, fueron los causantes de las grandes derrotas espirituales de Israel, (solamente existió en forma de remanente, un Israel espiritualmente fiel a Dios) (Isaías 1: 9)

Caso contrario, Israel no habría cumplido para nada con el plan de Dios, pues este Israel verdadero, "escuchó las Palabras de Dios, dadas por los verdaderos profetas de Dios, y "no se dejaron llevar, por la prédica triunfalista de los falsos predicadores de entonces, que siempre estaban con: "templo de Jehová, templo de Jehová es éste", epíteto, que usaban para engañar al pueblo, al cuál robaban, hurtaban, corrompiendo la adoración verdadera. (Jeremías 7: 4-15)

El Señor llegó a declarar: "De todos los hijos que dio a luz Jerusalén, no hay quién la guíe, ni quién la tome de la mano de todos los hijos que creó". Vea  (Isaías 51: 18)

Toda la Iglesia del Antiguo Testamento se había corrompido, y no había quien la guíe por el buen sendero de la Palabra, y era tal la corrupción, que cuando Jehová, le enviaba su Palabra por medio de sus profetas, estos eran muertos, y su palabra rechazada. (Hechos 7: 52) (Mateo 23: 37)

A los falsos profetas, pastores, etc. el Señor los calificó de: "Porque los guardianes de mi pueblo están ciegos, no se dan cuenta de nada, todos ellos son perros mudos que no pueden ladrar, se pasan la vida echados, y soñando, les encanta dormir, son perros hambrientos que nunca se llenan, son pastores, que no entienden nada, cada uno sigue su propio camino, solo buscan sus propios intereses". (Isaías 56: 10-11), en la versión popular.

Aparentemente, el pueblo, era un basteon de religiosidad verdadera, (pero no a la vista de Dios, que estaba cansado de esa religión sin frutos, sin obediencia, sin Dios)

No había santidad, ni misericordia, la adoración estaba corrompida, cada cuál, la interpretaba a su manera, muchos falsos profetas, muchos sacerdotes, muchos maestros, pero la falsedad de todos ellos quedó demostrada por el hecho de que el pueblo se perdió "POR FALTA DE CONOCIMIENTO"(Óseas 4: 6).

A los pastores del rebaño, nunca les interesó la verdad, sino predicarles al pueblo, que, a pesar de todo, "la misericordia de Dios, es tan grande, que no tendrían problemas, que lo único que importaba, era pertenecer al pueblo de Israel, y habitar seguros en paz, esperando tranquilos las promesas de Dios con la salvación, que al final llegarían de parte de Dios."

Los responsables de todo esto, eran los dirigentes de Israel. El Señor decía por medio del profeta Oséas: "Cuantos más eran los sacerdotes, más pecaban contra mí, y agregaba viven del pecado de mi pueblo, por eso, anhelan que mi pueblo peque" (Óseas 4: 7-8) versión popular. Y sigue diciendo: "han dejado de servir al Señor, comerán, pero no quedarán satisfechos"(Óseas 4: 10)

El servicio del templo, siguió adelante, la vida religiosa del pueblo, también, se agregaban prosélitos, sin embargo, el resultado fue: "comerán, pero no se saciarán".

Y así fue. El resultado de la religión, así llevada, fue la reprobación por parte del mismo Jesucristo (Mateo 23: 1-39) (Lucas 11: 37-54)

Hasta aquí, hemos estudiado los falsos profetas en el Antiguo Testamento. Ahora comenzaremos a observar a los falsos profetas del Nuevo Testamento, hasta nuestros días.

El Apóstol Pedro enseñó: "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente  herejías destructoras, y aún negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina." (2º de Pedro 2: 1).

Es muy importante notar, que se está refiriendo a que los falsos profetas están entre el mismo pueblo de Dios, no fuera de la Iglesia, como si se tratara de otras filosofías, o sectas anticristianas, "sino que están dentro de la misma Iglesia del Señor, usando el mismo nombre de Cristo".

Estos profetas, maestros, pastores etc. se harían presentes dentro de la misma Iglesia del Señor, pero, como era de esperar, con armas mas sofisticadas, pues, no es lo mismo engañar a un pueblo como Israel, que a un pueblo lleno del Espíritu Santo, como es la Iglesia propiamente dicha.

En realidad, atacarían con otro sistema, aunque el diablo, no tiene muchas variantes, en este tema, sino mas bien, usa a "los variantes seres humanos".

No obstante, habrá que reconocer, que hizo por medio de los falsos profetas y de las organizaciones bajo su dirección, "desastres" dentro de la Iglesia, cuyos resultados, lamentablemente, los tenemos a la vista.

Ahora, ¿Cómo comenzó todo?

Los primeros días de la Iglesia, fueron días de espera, de oración y adoración. (Lucas 24: 50-53) (Hechos 1: 12 hasta 2:1)

Luego, cuando recibieron el Espíritu Santo, la presencia espiritual de Cristo en ellos, comenzaron a predicar.

Después de Pentecostés, comienza la dispersión de la Iglesia. Comienza a formarse, pero en ella, no entraba cualquiera, simplemente, el que "creía", se "arrepentía" y se "convertía", el que "nacía de nuevo" (Hechos 2: 38).

Esto era el resultado del "creer". Pero ¿quiénes se arrepentían y se convertían? En (Hechos 2: 47) leemos: "...y el Señor, añadía cada día a la Iglesia, los que habían de ser salvos", pero ¿quiénes son éstos? Son todos los que estaban "ordenados" o sea "destinados"para vida eterna (Hechos 13: 48).

La predicación, era sencilla, no estaba cargada de emocionalismo, ni se preparaba de antemano, una atmósfera especial, ni argumentaciones de origen humano para "lograr decisiones" y ganar almas. Nada de eso.

Tampoco se realizaban campañas de sanidades y milagros, ni de promesas de prosperidad material, nada se hacía que no fuera presentar el Evangelio del Reino, a Jesucristo como salvador, como el medio divino y único, para rescatar a la creación apartada de Dios, por causa del pecado, y preparar a "las ovejas mías" como dice el Señor. (Ezequiel 34: 15-17).

Si bien es cierto, que a la predicación, la acompañaban sanidades, y resurrecciones, los resultados, eran el fruto de una predicación, de una buena enseñanza, que provocaba la reacción de los judíos por un lado pero por el otro la verdadera "conversión" de los que estaban ordenados para vida eterna.

Los Apóstoles, le habían pedido al Señor, que mientras predicaran con todo denuedo, El extienda su mano para que se hicieran sanidades, y señales y prodigios (Hechos 4: 29-30)

Pero, si bien es cierto, que el Señor hizo esto, lo hizo para robustecer la predicación. Las señales, fueron para mostrar la legitimidad de la predicación, y en los primeros tiempos. Así lo afirma el Apóstol Pablo (Hebreos 2: 3-4), pero fíjese Ud., que cuando Jesús recibe la oración de los Apóstoles, para que Él los respalde con señales, Jesús contestó, pero en esa reunión, al final, el relato Bíblico dice”: Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló, y todos fueton llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo, la Palabra de Dios." (Hechos 4: 31). "LO IMPORTANTE ERA LO QUE SE ENSEÑABA", porque esto, hacía "razonar"al pueblo, "convencerlo", de que Jesús era el Mesías profetizado.

Los Apóstoles, mostraban con las Escrituras, "razonaban" con el pueblo. Ejemplo: (Hechos 17: 3) (Hechos 18: 28).

La predicación, no se trataba de "palabrerío", ni de habla extraña, ni de lenguaje "raro" (1º de Corintios 14: 23-25). Por eso el Apóstol Pablo, no se preocupaba por ser tosco en la Palabra, es decir, no usaba "habilidad" en su lenguaje, porque era "hábil" en el "conocimiento" de la Palabra (2º Corintios 11: 6).

"EL EVANGELIO, ES PODEROSO, PARA DERRIBAR ARGUMENTOS,"(2º de Corintios 10: 5). Pero los argumentos no se derriban con simple palabrería.

En aquellos días, se estaba cumpliendo "la primera parte" de la profecía de (Joel 2: 28-32), que "marcaba el comienzo de la etapa final" en el plan de salvación, y en el reloj de Dios. Luego, tendría que cumplirse la segunda venida de Cristo y esta era la expectativa continua, de la Iglesia, que es la que podemos ver, a lo largo de todo el Nuevo Testamento.

La Iglesia, era algo especial, y estaba solamente formada por el remanente judío, los escogidos de Israel (Romanos 11: 5), y los que también, aunque no eran israelitas, pero que también estaban predestinados para ser primicias  para el Cordero, y tomados de entre la humanidad (Efésios 1: 4; 5; 11) (Efésios 3: 3-6) (Apocalipsis 14: 3).

La Iglesia debía guardar la "unidad del Espíritu", "ser un solo cuerpo", (porque dice”: un espíritu, una misma esperanza, un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos". (Efésios 4: 3-5).

Esto podía ser posible, porque los que entraban en la Iglesia, no eran los "convencidos", sino los "convertidos", llamados por el mismo Señor, pues el Apóstol Pablo dice”: Y a los que predestinó, a éstos también llamó, y a los que llamó, a éstos también justificó, y a los que justificó, a estos también glorificó" (Romanos 8: 30).

Aquella Iglesia de entonces, era una "verdadera Iglesia", con seres humanos como nosotros, pero lo importante es notar "qué tipo de Iglesia era". La iglesia era "pura", porque estaba formada solamente por los "hijos del reino", que heran los: "predestinados", "llamados", "justificados” y "glorificados", y sosteniendo la pureza de la doctrina.

Esto nos muestra, que la Iglesia, "pura y sin mancha", "ES POSIBLE", porque esta Iglesia verdadera, está formada solamente por los hijos del reino.

Esto lo muestra en forma muy clara, nuestro Señor Jesucristo, en la parábola del trigo y la cizaña, cuando enseña: "El reino de los cielos, es semejante a un hombre, que sembró buena semilla en su campo. Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo, y sembró cizaña entre el trigo, y se fue." (Mateo 13: 24-25). Ahora bien; ¿Qué significa la buena semilla sembrada en el campo, que es el mundo? La buena semilla, son los hijos del reino (Mateo 13: 38)

También Jesús, nos habló de la cizaña, y nos explica: "...y la cizaña, son los hijos del malo" (Mateo 13: 39).

Mientras la Iglesia era formada por los hijos del reino, (los que estaban predestinados desde antes de la fundación del mundo, para que fuesen "santificados", "sin mancha" delante de Él; Efésios 1: 4) estaban juntos, y "tenían en común todas las cosas, y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno, partiendo el pan en las casas, comían juntos, con alegría y sencillez de corazón" (Hechos 2: 42-46) "y la multitud de los que habían creído, eran de un corazón y un alma" así que no había entre ellos,"ningún necesitado".

Los hijos del reino, predicaban la Palabra de Dios, y se reunían, no en templos, sino en casas de familia, como por ejemplo: en Filipos (Hechos 16: 40), en Corinto (Hechos 18: 7); en Roma  (Romanos 16: 5; 14; 15); en Efeso (1º de Corintios 16: 19); en la Odisea (Colocenses 4: 15); en Colosas (Filemon v.1 y 2).

Los templos "no existieron", sino, hasta 200 años después.

Estas Iglesias caseras, fueron las que expandieron el Evangelio, por todo el mundo, conocido en aquel entonces; y los hijos del reino, que se reunían y se alimentaban espiritualmente, con la Palabra de Dios, que dependían de su Cede Central,"EL MISMO CIELO"(Gálatas 4:26-31) (Hebreos 12: 22-24). (Vea el estudio: ¿CUÁL ES LA VERDADERA IGLESIA?)

Fueron los que soportaron las grandes persecuciones, al punto tal, de despertar la "admiración" de sus ejecutores, cuando al presenciar las ejecuciones, veían el "gozo" que irradiaban los rostros de los hijos de Dios, que partían "sonrientes" y "cantando", porque veían al que estaba sentado en el trono, que los "fortalecía" y "esperaba".

Estas Iglesias caseras, formadas por los hijos del reino, y que el Señor mismo añadía (según Hechos 2: 47), fue la que produjo los grandes mártires del Señor. Estos fueron ejecutados, justamente por "luchar" contra los hijos del maligno que querían introducir falsas doctrinas dentro de la Iglesia.

La pureza de la doctrina que se guardaba, está representada en la Biblia.

El Señor dijo que: "mientras dormían los hombres, vino su enemigo, y sembró cizaña entre el trigo" (Mateo 13: 25).

Aquí, Jesús estaba  enseñando, que satanás "introduciría" a sus hijos, dentro de aquella verdadera Iglesia. Esto ocurriría, (según la parábola) "cuando los hombres duermen". Estos hombres que duermen, nosotros entendemos que son los Apóstoles del Señor, que servían de "barrera de contención", a estos hijos del maligno, que no podían introducirse en la Iglesia, para adulterar la doctrina, sembrando todo aquello que corrompe, lo que es propio de los hijos de satanás, para destruir el "amor", la "unidad", y la "sana doctrina".

Esto, ellos no podían hacerlo, mientras estuvieran los Apóstoles vivos, porque con "autoridad" los desenmascaraban, ya que los Apóstoles, tenían una autoridad "indiscutible", ya que eran los testigos "directos" del Señor. Habían estado con Él.

Cualquier intento de satanás, por introducir a sus hijos con falsas doctrinas, serían inmediatamente descubierto, y desechado.

Por eso, el Apóstol Pablo en Efeso, antes de partir, a lo que sería quizás, su muerte, él les recomendó a los ancianos de la Iglesia”: Porque yo sé, que después de mi partida, entrarán en medio de vosotros, lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño."(Hechos 20: 29). Y lo que es peor, “... y de vosotros mismos, se levantarán hombres, que hablen cosas perversas, para arrastrar tras sí a los discípulos" (versículo 30).

Note que estas cosas, podían suceder, "después de mi partida", dice el Apóstol.

El ministerio Apostólico, era lo que detenía "al misterio de la iniquidad", a los hijos del maligno

Y a la muerte de estos ciervos del Señor, se comenzarían a manifestar, hasta que llegue a su máxima expresión durante los "últimos días", los cuáles vivimos en este tiempo. (2º de Tesalonicenses 2: 7). (Vea el estudio "SOBRE EL TIEMPO DEL FIN")

Ahora bien: Después de la muerte del último Apóstol, "cuando estos dormían", se introdujeron falsas doctrinas, a través de los hijos de satanás, que se introdujeron en la Iglesia, que solamente estaba formada por los hijos de Dios.

Una enciclopedia de gran autoridad, hace este comentario; "La simplicidad del Evangelio, fue corrompida, Se introdujeron ostentosos ritos y ceremonias; se confirieron honores y amuletos mundanos a los maestros del cristianismo; y el reino de Cristo, en gran medida, fue convertido en un reino de este mundo". La enciclopedia británica añade: "nada quizá a tendido de modo cabal, a corromper el cristianismo, como la introducción en él, de supersticiones que en realidad, son paganas ellas mismas, o que han sido sugeridas, por prácticas paganas.

El paganismo al no poder oponerse con éxito al cristianismo, a hecho mucho para corromperlo y de muchísimas maneras, a abierto brechas en su pureza.".

Los hijos de maligno, ya habían corrompido la tierra una vez en los días de Noé, cuando lograron seducir a los hijos de Dios, los descendientes de Set (Vea el estudio "SOBRE LAS DOS SIMIENTES"), de donde viene la verdadera "simiente", la real, la escogida, pero que en aquellos, fueron engañados y corrompidos por los "cainítas".

Estos mismos, después del diluvio, fundaron un centro descomunal de religión, bajo el mando de Nimrod. La torre de Babel, (en griego: "BABILONIA") cuyo significado es "confusión", y que se caracterizó por su religión opositora a la verdadera adoración que enseña la Biblia, y que paulatinamente, se fue introduciendo en el aquel entonces, "nuevo cristianismo".

Estos, hicieron que paulatinamente, la Iglesia dejara de observar, todas aquellas cosas que Dios había instituido en la Biblia.

Falsas doctrinas, imágenes en la Iglesia, el bautismo de infantes, el limbo, el purgatorio, el infierno, la confesión auricular, la vida eterna en el cielo para los justos, el instante después de morir, el día del juicio, la misa, la intercesión de los santos muertos, la infalibilidad papal, Navidad, semana santa, etc., "SON TODAS DOCTRINAS DE ORIGEN BABILONICO", introducidas por los hijos del maligno.

Estas doctrinas, fueron introducidas por satanás, a través de sus individuos, "infiltrados" en la Iglesia, y que luego formaron las grandes organizaciones ("religiosas cristianas"), que tenemos hoy en día, y que forman el falso profeta compuesto, "LA GRAN BABILONIA" (Vea el estudio sobre Apocalipsis 17).

Entonces tenemos que: Desde el primer siglo, los hijos del maligno, se introdujeron en la Iglesia, logrando una gran apostasía, introduciendo doctrinas diabólicas, cuando ya no pudieron "matar", por medio de persecuciones, a los verdaderos hijos de Dios.

De esta forma, fueron pasando los siglos, y los falsos profetas, como “individuos, instituciones”, fueron desfilando, hasta que llegamos a los últimos días, donde satanás, haría un esfuerzo mucho mayor, con una estrategia distinta, es decir, "los falsos profetas".

Nosotros, creemos, que a partir de la primera guerra mundial, comenzamos a vivir los últimos días, (Vea el estudio "SOBRE EL TIEMPO DEL FIN").

Estos tiempos serían, (según la Palabra de Dios, tiempos de gran oscuridad espiritual, al extremo, que nuestro Señor Jesucristo, hizo la pregunta: ¿"Cuando venga el Hijo del Hombre, hallará fe en la tierra? (Lucas 18: .

Es decir, entonces, que la historia se repite nuevamente, ya que aquella apostasía de Israel, no es más que una "figura" de la apostasía actual, la que caracterizaría a los últimos días de este estado de "sistema"; pero lo que más se destacaría en teste tiempo, son los falsos profetas.

El Señor dijo: "Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales grandes y prodigios, de tal manera, que engañarán si fuere posible, aún a los escogidos" (Mateo 24: 24).

Satanás ya no cargaría contra el pueblo real, de Dios, solamente con la falsa doctrina, con las que contaminó a todo el sistema religioso, (excepto al "remanente"), a eso le agregaría, limitar la era Apostólica, haciendo grandes señales, y maravillas como lo hicieron los Apóstoles.

Después de todo: "Jesucristo, es el mismo ayer, hoy, y por los siglos". (Hebreos 13: , lo que significa; (dicen estos falsos profetas), que si lo hizo ayer, lo puede hacer hoy. Como argumento, es muy bueno, pero: "NO CONVENCERÁ AL REMANENTE DE DIOS".

Cuando la Biblia dice, que la venida de Cristo sería precedida por la "apostasía", (2º de Tesalonicenses 2: 3), el falso profeta dice: "será precedida por un gran derramamiento del Espíritu Santo, como en Pentecostés", donde se hablarán nuevas lenguas, profecías, sanidades, grandes milagros, "obras mayores a las de Cristo". Que Dios haría grandes "señales", para que la gente que ya está cansada de charla, crea realmente, en el Evangelio, al ver que este es respaldado por Él con señales.

Sin embargo, la Biblia dice que en este tiempo,  “... se manifestará aquel inicuo, a quién el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo, cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor  de la verdad para ser salvos.

Por eso Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados, todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia". ( 2º de Tesalonicenses 2: 8-12).

Ud. compare lo que dicen los falsos profetas por un lado, y lo que dice Dios en su Palabra, por otro:

Vea: El falso profeta dice: "QUE HABRÁ UN DESPERTAR ESPIRITUA, EN ESTE TIEMPO";

Dios dice: "APOSTASÍA"

El  falso profeta dice: "GRANDES SANIDADES Y MILAGROS DE PARTE DE DIOS".

Dios dice: "GRANDES SEÑALES Y MILAGROS DE PARTE DE SATANÁS"

El falso profeta dice: "DIOS HACE SEÑALES, PARA QUE LA GENTE CREA AL EVANGELIO, A LA VERDAD Y ASÍ SE SALVEN"

Dios dice: "QUE DIOS LES ENVÍA UN PODER ENGAÑOSO, PARA QUE CREAN A LA MENTIRA, A FIN DE QUE SE PIERDAN POR NO HABER CREÍDO A LA VERDAD"

¿Qué le parece? La tabla de comparaciones es corta, pero muy significativa, donde indiscutiblemente, "la verdad", está a la vista.

El falso profeta, siempre dice lo opuesto a lo que Dios dice. Pero lo hace con tanta sutileza, que el desprevenido cae en sus garras.

¿Vemos otra tabla de comparaciones?

El falso profeta dice: "Venga a Cristo, y en su hogar habrá paz".

Dios dice: "¿PENSÁIS QUE HE VENIDO PARA DAR PAZ EN LA TIERRA? OS DIGO: NÓ, SINÓ DISCENCIÓN, PORQUE DE AQUÍ EN ADELANTE, CINCO EN UNA FAMILIA, ESTARÁN DIVIDIDOS.TRES CONTRA DOS, Y DOS CONTRA TRES"(Lucas 12: 51-52)

El falso profeta dice: "Venga a Cristo, su vida será llena de prosperidad, triunfos, éxitos, nada de malas ondas".

Dios dice: "SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ, NIÉGUESE A SÍ MISMO, TOME SU CRUZ CADA DÍA, Y SÍGAME" (Lucas 9: 23).

El falso profeta dice: "Nosotros tenemos el poder de Dios, y lo atestigua el hecho de que podemos desafiar y pisar en este tablado, al mismo diablo, y lo maldecimos"

Dios dice que los que hacen esto son: "CARNALES, INMUNDOS, ATREVIDOS, CONTUMACES, ANIMALES IRRACIONALES, NACIDOS PARA PRESA Y DESTRUCCIÓN, MANCHAS, ADULTEROS, PECADORES, INSACIABLES, SEDUCTORES DE ALMAS INCONSTANTES, CODICIOSOS, HIJOS DE MALDICIÓN, FUENTES SIN AGUAS, SOÑADORES, ETC." es decir "cainítas" (2º de Pedro 2: 10-22) (Judas 4; 8-19)

El falso profeta dice: "Nosotros somos los verdaderos, porque nuestros Ministerios bendecidos, concurridos por miles y millares, lo demuestran. Nosotros crecemos cada día, más y más,"

Ahora fíjese lo que dice la Palabra: "ENTRAD POR LA PUERTA ESTRECHA, PORQUE ANCHA ES LA PUERTA Y ESPACIOSO EL CAMINO QUE LLEVA A LA PERDICIÓN, Y MUCHOS SON LOS QUE ENTRAN POR ELLA, PORQUE ESTRECHA ES LA PUERTA Y ESPACIOSO EL CAMINO QUE LLEVA A LA VIDA, Y POCOS SON LOS QUE LA HALLAN"

Si lo que dicen los falsos profetas es cierto, con respecto a la gran cantidad de seguidores que tienen, y que prueban que realmente son bendecidos por el Señor, entonces es Jesucristo el que falló en sus declaraciones. ¿Ud. que opina?

Tablas comparativas como está, podríamos hacer cantidades, pero creo, que a esta altura, Ud. ya se habrá dado cuenta, quienes son los falsos profetas.

Jesús los identificó de esta manera: "Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros, con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces" (Mateo 7: 15).

Ahora fíjese lo que Jesús dice dentro de este contexto: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿No profetizamos en tu nombre? ¿Y en tu nombre echamos fuera demonios? ¿Y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: NUNCA OS CONOCÍ, APARTAOS DE MÍ, HACEDORES DEMALDAD" (Mateo 7: 22-23)

¿A Ud. que le parece? ¿A quienes Jesús les dirige estas palabras? A los falsos profetas, es muy claro.

Hoy día, la mayoría de los movimientos evangélicos, vienen precedidos por todas estas señales, que dicho sea de paso, también las hace el espiritismo, la macumba, el catolicismo, el pentecostal, el protestantismo, etc., ya casi en su totalidad.

Note que en Apocalipsis 16: 13-14, justamente dice que el dragón, (espiritismo, macumba, ocultismo, y todos sus derivados, la bestia que es el catolicismo romano, y el falso profeta, que es el protestantismo apostata), son espíritus de demonios, "que hacen señales, y van a los reyes de la tierra, en todo el mundo, a reunirlos para la gran batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso" Vea (Apocalipsis 13: 13-14) donde "las señales", las hacen los derivados del protestantismo, que es la "segunda bestia" de (Apocalipsis 3: 11).

Lo cierto es que si Ud. compara lo que "hacían" y "decían" los falsos profetas de Israel antes, con lo que "hacen " y "dicen" los predicadores de hoy, inevitablemente llegará a la misma conclusión expuesta en este estudio.

Estos predicadores, "falsos profetas", junto con los testigos de Jehová, mormones, y tantos más, están cumpliendo literalmente las profecías con relación a los "últimos tiempos"

Fíjese por ejemplo en (2º de Timoteo 4: 3-4) "Pues vendrá un tiempo, en que los hombres, ya no soportarán la sana doctrina, sino que se buscarán una multitud de maestros, según sus deseos, estarán habidos de novedades, y se apartarán de la verdad, para volverse hacia puros cuentos"

Qué verdad es esto; en cada esquina Ud. tiene una iglesia, con uno de estos maestros, que le regala el oído a las personas.

Cada cuál, puede seguir la doctrina que más les guste, hay maestro para todos los gustos.

Qué admirable es comprobar, de que realmente estamos en los últimos tiempos.

El remanente, no podrá caer en estas artimañas de satanás, El remanente tiene la luz de Dios. El remanente tiene sangre real.

El remanente está preparado para mantenerse "separado" (2º Corintios 6: 17) (Isaías 52: 11) (Génesis 12: 1) (Ezequiel 20: 34) para servir al Dios vivo y verdadero.

En conclusión, el período de los profetas, terminó con Juan el bautista, (Mateo 11: 13)

La Biblia está completa, por lo tanto "no necesitamos mas profetas".

En el Nuevo Testamento, un "profeta", es un "predicador" del Evangelio que siempre tiene un: "escrito está"

El falso profeta, predicador actual, "no lo tiene", se ve necesitado de recurrir a las "señales", como ya hemos visto, porque la época lo apoya, pues los hombres ya no soportan la sana doctrina"

Entonces, como los hombres no soportan la sana doctrina, ellos tienen que atraerlos, a través de señales.

Nosotros creemos en la sanidad, y en todos los dones del Espíritu Santo, y "manifestados en este tiempo"

Pero los falsos profetas, aparte de las señales que "engañan y confunden", también tienen "falsa doctrina"

La Palabra de Dios dice: "a la ley y al testimonio", si no hablan conforme a la Palabra de Dios, es falso.

“TIENEN QUE HABLAR CONFORME A LA PALABRA DE DIOS, Y LA

 DOCTRINA TIENE QUE PRODUCIR BUENOS FRUTOS EN SUS OYENTES”.

Una doctrina, que no produce una real santidad, no procede de Dios; pero se debe tener mucho cuidado, porque hoy en día, se ha distorsionado tanto la verdadera doctrina del Evangelio de Jesucristo, que satanás logró "fingir" la santidad, la conversión, los frutos espirituales, por medio de razonamientos intelectuales, de filosofías que resultan "profundas" y por lo tanto cautivantes para los hombres.

En definitiva producen un "disfraz", un aspecto "exterior" de aparente santidad, pero que más tiene que ver con el fariseísmo hipócrita condenado por Jesucristo.

Pero nosotros, estamos hablando de "verdadera santificación", de hombres y mujeres apartados y enteramente consagrados para el servicio de Dios; y este fruto solo lo puede producir, la correcta enseñanza de la verdadera doctrina; El verdadero Evangelio de Jesucristo.

Aunque parezca pedante y jactancioso, (Dios sabe que no es así) la verdadera enseñanza de la Palabra de Dios,"NO SE PUEDE ENCONTRAR FUERA DEL REMANENTE DE DIOS", y no me estoy refiriendo a la institución que pretenda ostentar dicho nombre, sino al verdadero "remanente", tal como Dios lo llama en su Palabra escrita.

Por eso, no se deje engañar.

No vaya detrás de las señales; porque hacen señales porque no tienen mensaje de parte de Dios.

Están en tiempos de oscuridad, de apostasía, como dice la Escritura: "El sol se oscureció para ellos" (Miqueas 3: 6-7)

Solamente en el remanente está la Palabra de Dios

Ellos hacen señales, porque no tienen respuesta de parte de Dios para los hijos de Dios

Los que no están anotados en el libro de la vida, son los que van detrás de ellos, pero si Ud. está anotado en el libro de la vida, entonces se identificará con esta enseñanza.

Que el Señor le bendiga; queda muy poco tiempo.

La Palabra dice que estos falsos profetas, hacen señales y maravillas para engañar si fuera posible aún a los escogidos

Fíjese "que clase de señales son las que hacen", pues la Palabra nos advierte, que vendrán con señales, y dentro de la misma Iglesia que lleva el nombre del Señor, para engañar.a los mismos hijos de Dios. (Mateo 24: 24)

Este es indudablemente, el tiempo del fin; el tiempo de las falsas señales; Tenga cuidado, no vaya a esos lugares, (que la agüita, que la sal, que el grano de mostaza, los soplidos, las risas incontrolables, el revoleo de la chaqueta de vestir, las caídas, el mal llamado "descanso en el Espíritu", la imposición de manos apresurada, etc. etc. etc.) Son todas mentiras de satanás, con las "SEÑALES Y PRODIGIOS MENTIROSOS" que nos advierten las Escrituras.

Nosotros, durante muchos años, hemos estado estudiando este tema, y lo mas probable es que a Ud. le sorprenda. Más aún, le parezca increíble que podamos hablar estas cosas, pero realmente son "engaños de satanás"

Ud. ya habrá comprobado, que lo que decimos, tiene un respaldo del 100% Bíblico, y si realmente estamos en la verdad, entonces, es el mismo Señor quién le está hablando.

Habiendo llegado hasta aquí, lo más probable, es que Ud. sea un verdadero hijo de Dios, de otro modo, habría rechazado mucho antes este enfoque Bíblico.

En ese caso, que el Señor Jesucristo le bendiga, y que, la Palabra de verdad actúe en Ud. limpiándolo, santificándolo, y transformándolo interiormente, para completar así "el nuevo nacimiento", para ser verdaderamente "la sal y la luz" del mundo.

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, con su paz y su amor, lo saludo hasta el próximo estudio de su bendita Palabra.

  Oscar Felipe Raya(director)





 

Biblicas@iglesiamundial.com.ar

 

IMC  Iglesia Mundial de Cristo






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:


PAGINAS WEB

Si le gusta estudiar la palabra , en esta página encontrará estudios sobre apocalipsis, escatología, teología etc.. También sobre ecumenismo y falsos profetas , también puede leer las historietas para escuelas dominicales y muchas cosas más... TODO PARA LA EDIFICACIÓN ESPIRITUAL.
La Iglesia de la Web

Si quería tener todos los símbolos de APOCALIPSIS en un mismo lugar, en esta página están para que los interesados en la palabra, puedan estudiar el libro que JESÚS REVELÓ PARA SU IGLESIA
Dicc del Apocalipsis

Nuestra "RADIO ONLINE" aquí también podrá escucharnos, en los horarios fijados en la pagina, podra escuchar buena musica y lo mas importante estudios biblicos, TE ESPERAMOS !!!
Nuestra RADIO ONLINE
 
Hoy habia 7928 visitantes (14493 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=